Rolling Stone Colombia P&R: Amy Lee

Domingo, Oct 18, 2020

Hablamos con la vocalista y líder de Evanescence sobre el sencillo Use My Voice, ser mujer en la industria del rock y el panorama actual del género.

En agosto, la agrupación liderada por Amy Lee publicó Use My Voice un tema con el que pretenden animar a las personas a no conformarse y levantar su voz.

Evanescence es una de esas agrupaciones indispensables en el despertar musical de un amante del rock, al menos de mi generación (gen zmillenial o… ¿zillenial?). Y aunque desde el 2011 no conocíamos material nuevo de la banda, este año nos han sorprendido gratamente con varios sencillos que harán parte de su siguiente trabajo discográfico, The Bitter Truth.

Uno de ellos es Use My Voice, tema con el que Amy Lee ha decidido hablar sobre política e invitar a sus fans a que levanten su voz en contra de la injusticia. La canción contó con la colaboración de Taylor Momsen (The Pretty Reckless), Lzzy Hale (Halestorm), Deena Jakoub (Veridia) y Sharon den Adel (Within Temptation), entre otras mujeres que aprecia demasiado.

Siempre será un honor escuchar todo lo que Lee tiene por decir, y en esta ocasión aprovechamos para conversar sobre esta colaboración y lo que hay detrás de ella.

Evanescence ha estado muy activa en los últimos meses, ¿en qué has estado ocupando tu tiempo en este año tan distópico?

Todos los días he estado trabajando muy duro en música. Se ha vuelto mi adicción. Es algo que uso para transmitir mis sentimientos sobre lo que está sucediendo en el mundo.

Use My Voice es una colaboración muy poderosa entre grandes mujeres del medio e incluso tus hermanas, ¿cómo surgió la idea de invitarlas a hacer parte de esta canción?

Ha habido tantos pasos en el camino de hacerla realidad. Uno de los más importantes fue que en el proceso de composición no podía encontrar el coro perfecto. Amaba los versos que tenía y creía en el significado de la canción, pero simplemente no podía dar el siguiente paso. Invité a Deena Jakoub a mi casa y le estaba contando sobre Use My Voice, la escuchó y me preguntó “¿qué tal si comenzamos a escribir?”. Ella me ayudó a terminarla. Escribimos juntas el coro y fue muy hermoso compartirlo con una amiga. El sentimiento de unidad y de ayudarnos entre nosotras se propagó. Una vez escribimos esa parte supe que el coro debía tener muchas voces y pensé en ese espíritu de colaboración y apertura. Me pareció que sería muy genial si tuviera mucha gente aquí, especialmente personas que son importantes en mi vida, que son mis verdaderas hermanas y amigas. Así que empecé a llamarlas para que cantaran y se convirtió en una especie de himno para las mujeres en el rock por todo el apoyo. No podría estar más orgullosa y contenta por lo que ha significado para nosotras.

La canción y el video tienen un mensaje muy poderoso teniendo en cuenta el contexto de las votaciones de Estados Unidos. ¿Cuál es la historia que hay detrás de Use My Voice?

Es muy loco. Nunca he hablado públicamente sobre política y estoy tratando de hacer un buen trabajo para animar a los demás a usar su propia voz. No quiero utilizar una plataforma para decirle a las personas en qué deben creer, pensar o por quién votar, lo que deseo es impulsarlas a prestar atención y hablar por sí mismas. Este es un tiempo en nuestro país en el que sentimos que no estamos siendo completamente representados. Y creo que la manera en la que podemos cambiar esto es mediante la democracia y haciéndonos escuchar en las votaciones para poder establecer un sistema que realmente represente mejor a nuestra gente. 

La pandemia nos ha hecho vulnerables y algunas personas en el poder se están aprovechando de esa situación. Tenemos que luchar en contra de eso y si estamos unidos, de verdad podremos hacer una diferencia, pero esto necesita de trabajo y esfuerzo. Yo solo estoy tratando de hacer mi parte como artista para inspirar a las personas y ayudar a que las cosas mejoren.

Leí que la historia de la agresión sexual que sufrió la escritora Chanel Miller fue muy importante para la creación de este tema…

Eso fue lo primero que me inspiró para comenzar a escribir la canción. Hace un par de años leí su declaración y se me salieron las lágrimas. Era muy poderosa, cruda, real e innegable. He librado algunas batallas legales y sé lo que se siente cuando cambian los hechos para hacer que todo parezca más complicado de lo que es en realidad. Conecté con su historia y cómo se desarrollaron las cosas. La forma en la que ella se mantuvo en pie hasta el final sin importar el resultado, la manera de usar su verdad, sus verdaderos sentimientos y su historia real sin ningún tipo de poder legal, era mucho más poderosa que cualquier arma que pudieron usar en su contra. Eso fue lo que me motivó a comenzar a componer esta canción porque reconocí el poder de la verdad, de decir las cosas como son. Usar tu voz es algo que no pueden quitarte sin importar lo que suceda. Ella fue la primera que me impulsó a mantenerme firme e intentar hacer algo que ayude a lograr un cambio.

Y el mensaje se hace más fuerte viniendo de ti, que eres una de las voces femeninas más importantes que existe dentro del mundo del rock. ¿Cómo ha sido para ti ser mujer en una industria manejada por hombres?

Me acostumbré a eso a una edad muy temprana. Algo difícil, al menos para mí, es reconocer cuando estás siendo tratada de otra forma por ser diferente. Es fácil mantener la cabeza agachada y decir “sí, está bien, es porque no soy lo suficientemente buena o porque hay algo malo en mí”. Tuve que luchar por el respeto como artista. Creo que cualquiera puede aceptar a una cantante femenina, eso es lo que esperan, ese es el imaginario de ser una mujer vocalista en cualquier sentido. Pero [para ellos] eso es lo único que puedes hacer. Un montón de hombres escriben toda la música y siempre hay alguien más haciendo el trabajo sucio, entonces tú solo estás ahí porque eres bonita y puedes cantar.

Para mí fue complicado ponerme a prueba como compositora, como alguien con una gran voz en la producción y en el departamento de arte pues en mi negocio soy la líder. Y exigir respeto cuando eres la única mujer en la sala y, en mi experiencia la más joven, es algo que no es para nada fácil, no es lo que la gente espera. Es más “natural” (especialmente lo fue al inicio de mi carrera) que los hombres mayores que trabajan para mí me traten como una hija y no como su jefe. 

Has estado mucho tiempo en el negocio y has podido percibir cómo ha evolucionado con el pasar de los años, ¿de qué manera consideras que ha cambiado la industria para las mujeres?

Me siento esperanzada por el futuro. He visto un cambio real en la industria del rock durante todo el tiempo en el que he estado aquí porque con las primeras giras que hicimos, yo solía ser la única mujer a la vista en un festival entre las bandas que estaban tocando, los representantes de las giras, ingenieros, todo. Y ahora hay más artistas femeninas que están siendo exitosas y he visto muchas mujeres trabajar detrás del escenario. Es muy poderoso que últimamente, hablando de periodismo y radio dedicados a esto, he hablado más con mujeres que con hombres cuando recuerdo que en 2003 o 2004 eso era muy extraño. Y la razón por la que eso hace una diferencia es porque cuando tú hablas conmigo, me entiendes en un nivel en el que un hombre no puede hacerlo. Es muy bueno para todos porque el filtro no está pasando por un hombre, tú estás obteniendo a la Amy real y eso es muy genial para nuestras fans femeninas. Me siento orgullosa al decir que he visto muchos cambios positivos en el mundo del rock. Todavía tenemos mucho por hacer, si ves los listados seguimos siendo una minoría, pero se trata de que entre más estemos aquí, más estaremos presentes.

Y ahora de una forma más general, ¿cómo ves el panorama actual del rock?

Recientemente lo dije y lo sostengo, el rock debe tratar sobre osadía y rebelión, romper los moldes, no encajar y no hacer lo que se supone que debes hacer. Y lo que he notado en Estados Unidos es que se ha vuelto más temeroso de la diferencia. Para mí el sonido se ha convertido en más de lo mismo. La música, especialmente esta que hacemos, es un lugar para ser diferente, levantar la voz y romper las reglas. Estoy a favor de tomar riesgos, de hacer lo que se siente bien sin querer la aprobación de alguien más y de lo raro. No creo que importe el género o la raza, solamente se trata de hacer buen y nuevo arte. Es intentar abrir la mente de las personas e inspirarlas. 

Source: Rolling Stone Colombia